Mi lista de blogs

sábado, 18 de febrero de 2017

EL REY ALFONSO XIII VISITA LAS HURDES LA SEGUNDA VZ EN MARZO DE 1930






Añadir leyenda





El periódico ABC del martes, día 18 de marzo de 1930, en la página

DE SOCIEDAD.

ECOS DIVERSOS,

publicaba lo siguiente:

LA FAMILIA REAL Y LA CORTE


El Rey, en Las Hurdes

Ayer mañana, a las ocho y cuarto, Su Majestad el Rey, acompañado del duque de Miranda, salió de Palacio por la llamada puerta incógnita emprendiendo su anunciado viaje a Las Hurdes, en automóvil.

Despidieron al Soberano el inspector de los Reales Palacios, Sr. Asúa; el ayudante comandante Gallarza y el oficial mayor de Alabarderos, de servicio.

Cuando Su Majestad salió del Alcázar la lluvia caía con persistencia.

El Rey, a pesar del mal tiempo reinante, no quiso suspender la visita que tenía anunciada a la región hurdana, y de la que previamente se había dado aviso, como es de rigor, a los gobernadores civiles y demás autoridades.

A Madrid llegará de regreso hoy, por la noche.

Salamanca 17, 9 noche. Su Majestad el Rey pasó a las doce y media de la mañana por Béjar .


De lo anterior se deduce que el Rey salió de Madrid a las ocho y cuarto del domingo, día 16 de marzo de 1930, con dirección a LAS HURDES, en automóvil y en día lluvioso, lo que hace suponer que se circuló a velocidad moderada.

Es destacable que la visita salga en un periódico monárquico en  ECOS DE SOCIEDAD

Esa misma mañana suponemos entre las 10 y las 12 horas fallecía prematura y repentinamente en un hotel de París el general don Miguel Primo de Rivera, con 60 años de edad ( 8.1.1870 - 16.3.1930).

Cabe suponer también que la noticia del fallecimiento del General llegara pocos minutos después a Madrid, desde donde se daría inmediata cuenta al Rey.

¿ Dónde estaba ya el Rey cuando recibió la noticia del fallecimiento de don Miguel ? Se supone que llegando a Las Hurdes. Pero allí donde la recibió seguramente fue donde tomó la decisión de acortar  la visita hurdana programada, para regresar a Madrid, sin pérdida de tiempo, dada su especial relación con el general fallecido, protagonista de la dictadura ( 13.9.1923 a 28.1.1930 )

Pero hizo un recorrido por algunos pueblos de Las Hurdes como lo atestigua la revista Estampa en número publicado el 25 de marzo de 1930, citada por el catedrático de Comunicación Audiovisual de la  U. Málaga, Demetrio E. Brisset, en interesante trabajo dedicado fundamentalmente a analizar antropológicamente las Hurdes de Buñuel.

¿ Dónde comió ese día? ¿ dónde durmió la noche del domingo, día 16 ? Probablemente en Casar de Palomero porque la noticia fechada en Salamanca el día 17, que hemos reproducido anteriormente, dice que pasó por Béjar, ya con dirección a Madrid, a las doce y media de la mañana  del día 17.


¿ qué pueblos visitó ?


Suponemos que sólo a aquellos a los que se podía llegar en coche. Por eso no tenemos noticia de que llegara a Casares de las Hurdes.


Llama la atención el limitado cortejo que el Rey llevaba con el duque de Miranda, que también le había acompañado en el viaje de 1922, y el que saliera por la  llamada puerta incógnita , lo que hace suponer que no se quería dar demasiada publicidad a la visita.

También publicó ABC, días después, con fotografía del Rey y del general Berenguer en la acapilla ardiente,  noticia que titula

LLEGAN A LA CAPITAL LOS RESTOS DE DON MIGUEL PRIMO DE RIVERA

Aquel domingo el general se había levantado temprano. Después de vestirse, se sentó en un sillón del cuarto del hotel para leer la prensa y despachar la correspondencia pendiente. Cuando las hijas del general terminada la misa volvieron, su padre continuaba sentado en el sillón, el papel que estaba leyendo, había caído al suelo y tenía las gafas apoyadas en la frente. Está dormido dijeron. Poco después, alarmadas al observar la profunda palidez del rostro, le llamaron varias veces sin obtener respuesta. Cuando llegó el médico,  Miguel Primo de Rivera, marqués de Estella, una de las figuras más discutidas de la historia española, hacía ya dos horas que había muerto. La noticia de la muerte repentina había sufrido una embolia del exjefe del Gobierno, se extendió como un reguero de pólvora por París. Era el día 16 de marzo de 1930.”…


En un trabajo titulado

LAS HURDES DE BUÑUEL: UNA VISIÓN ANTROPOLÓGICA de

DEMETRIO E. BRISSET

Catedrático de Comunicación Audiovisual ( U. Málaga ) se dice lo siguiente :

En 1929 Alfonso XIII anuncia su propósito de volver a Las Hurdes. Ese verano, la revista gráfica Estampa publica una serie de 4 crónicas bajo el título común de Una semana en las Hurdes”… Al efecto, cita artículo firmado por José de Arcelu, con fotos de Benitez Casaux.

A continuación añade:

En marzo de 1930 se lleva a cabo el segundo viaje real, aunque esta vez breve y protocolario, para seguir las obras en curso. Dice la crónica publicada por Estampa: El aspecto del país ha cambiado bruscamente en unos años, hasta el tipo físico de los hurdanos ha mejorado. El rey se mostraba maravillado de la obra hecha, recibiendo el vítor ¡ Viva nuestro Padre ! Esta vez se cuidó la escenografía repartiendo banderitas para que los niños en filas las agitasen, con una estética teatral y grandilocuente que podríamos derivar de la musoliniana .

Tras de ello reproduce fotografías de la revista Estampa en las que veo varias escenas, que interpreto así:

Un tamborilero y una fila de hombres en actitud de recepción.

Un grupo de niños en actitud de espera.

Una niña con traje típico y con un ramo de flores.

El Rey con distintas personas y

Una mujer.

Comentarios de las distintas fotografías que, por el reducido tipo del texto, no he podido descifrar.



Entrando en la siguiente dirección




el que tenga buena vista podrá ver fotografías y textos de la revista ESTAMPA relacionados con la 2ª visita del Rey a LAS HURDES.( niñas con banderitas y la fotografía del tamborilero )



Invoco el artículo 32 de la ley de propiedad intelectual para las citas que hago.




  
 
( La fografía es de Estanislao Martín Martín )




Añadir leyenda


No hay comentarios:

Publicar un comentario